Postre de Chía y coco ¡tan fácil y rico a la vez!

Postre de Chía y coco ¡tan fácil y rico a la vez!

Comparte

Si pensaste que la chía solamente puede reemplazar huevos o enriquecer un pan, hoy te digo que es mucho más que eso.

En este postre tan simple y fácil, será la protagonista. ¡Basta de papeles secundarios! llegó la hora de brillar para esta semillita.

 

Chía : aprendiendo un poco más de esta semilla

Receta: Postre de Chía y coco

Ingredientes

Paso a paso

Chía : aprendiendo un poco más de esta semilla

La chía tan famosa y de moda en un tiempo, también se llama salvia hispánica, originaria de Latinoamérica, es una semilla muy interesante: rica en fibra, no tiene sabor particular, aumenta mucho de tamaño cuando la hidratas, es rica en ácidos grasos esenciales, entre otras características. Si deseas saber más pincha aquí

Receta: Postre de Chía y coco

 

Tiempo de preparación 5 minutos

Dificultad–  fácil

Costobajo

 

 

Ingredientes

 

para 2 vasos:

  • 1/2 taza de chía
  • 2 tazas de bebida vegetal de coco (para 1 lt de bebida de coco necesitarás 1 taza de coco rallado y 4 tazas de agua caliente)
  • 1 manzana
  • 1 puñado de frutos secos picados  ( yo elegí nueces)
  • Coco rallado para decorar- C/N

 

Paso a paso

1- Preparamos nuestra bebida de coco de la siguiente manera:

 

 

Remojamos el coco rallado 15 minutos en 4 tazas de agua caliente, luego licuamos muy bien.

 

Colamos con paño o colador fino

 

Almacenar la bebida de coco y mantenerla refrigerada

 

 

2- En un recipiente colocamos las semillas de chía.

 

3- Agregamos la bebida de coco, una cda de miel, agave o caña o endulzante a gusto, una pizca de canela si te apetece, mezclamos todo.

 

4- Refrigeramos mínimo 4 horas para que las semillas se hidraten bien y adquieran la textura gelatinosa. Así debería quedar:

 

5- Es hora de montar el postre en tu recipiente favorito: una capa de chía pudding (la mezcla entre la chía y la bebida de coco), otra capa de manzanas picadas, espolvorea encima coco rallado y los frutos secos. Repite la operación unas dos veces. Termina la capa superior con manzana, el coco rallado y las nueces picadas. Por encima puedes espolvorear cacao amargo o café del que tengas. (También sirve la malta o cebada)

 

Y ¡eso es todo! ¿puede ser más fácil y rico?  Prueba agregarle las variaciones que prefieras. Es una excelente alternativa para ofrecer en vez de esos postres llenos de azúcar y conservantes. Además tiene un gran poder de saciedad.

Lo importante es que sepas que no existe un súper alimento que salvará todos nuestros desequilibrios en la dieta. Los alimentos funcionales son geniales y tienen muchos beneficios, pero éstos se verán opacados si la intemperancia es la reina de tu vida. 

Si deseas seguirme puedes darme like en facebook y ser mi seguidor en Instagram.

¡Hasta la próxima!


Comparte

Deja un comentario

Cerrar menú