¡Mamma mia! las lentejas se hicieron albóndigas

¡Mamma mia! las lentejas se hicieron albóndigas

Comparte

Una vez más las legumbres muestran su gran versatilidad con esta receta. Y me quedo corta. Cuando pruebes estas albóndigas, van a ser un fijo en tu menú.

Porque son fáciles de hacer, puedes congelarlas, el resultado final es sorprendente y lo más importante, son nutritivas.

¿Quieres la receta? ¡Manos a la obra!

 

Receta: Albóndigas de lentejas a la ¡ Mamma mia!

Ingredientes

Paso a paso

Más tips

 

 

Receta: Albóndigas de lentejas a la ¡Mamma mia!

Viendo un programa de tv, justó me encontré con una señora preparando albóndigas de carne. Siempre me llamaron la atención, por la forma, por lo húmedo de la salsa que se combina con la textura de la albóndiga y el sabor del perejil y  el ajo, entre otras cosas. Y allí pensé en las lentejas, por su sabor, su textura, me parecían ideales para probar hacer este tipo de comida. 

 

Tiempo de preparación: 30 minutos

Dificultad: fácil

Costo: económico

 

Ingredientes

  • Lentejas– 300 gr
  • Perejil picado– 1 taza
  • ajo–  3- 4 dientes
  • Harina (avena- trigo- fécula de maíz – ) 150 gr
  • Pimienta negra– 3 cdtas
  • Coriandro molido (opcional) 1 cdta
  • Sal– C/N

 

Para el apanado:

  • pan rallado– C/N
  • «Leche» vegetal– C/N

 

Para la salsa:

  • Tomate triturado– 400 gr
  • Cebolla– 1 unidad mediana
  • Zanahoria– 1 unidad mediana

 

Paso a Paso

1- Remoja las lentejas la noche anterior. Tira el agua de remojo y ponlas a cocinar con agua fría a fuego bajo hasta que estén blandas.

2-  Muele las lentejas con un pisapuré.

 

 

3- Agrega el perejil picado, el ajo, la harina y los condimentos. Amasa hasta obtener una mezcla homogénea y que no se pegue en tus manos.

 

4- Llegó la hora del apanado: forma esferas un poco más grandes que una pelotita de tenis de mesa y, al igual que con la receta de los nuggets de quinoa, humedécelas rápidamente en la bebida vegetal y luego pásalas por el pan rallado. Puedes repetir la operación si te gustan más crocantes.

 

5- Cocínalas en la sartén con aceite a unos 180-200°C  y sella cada lado de la albóndiga, girándola hasta que esté dorada por completo (puedes utilizar menos aceite pero siempre recuerda girarla para que se dore de manera pareja.

 

 

6- PAra la salsa:

Saltea los vegetales

 

Agrega el tomate, las especias y cocina por 5 – a 10 minutos hasta reducir un poco el líquido.

 

7- Sirve las albóndigas bañándolas con la salsa solas o acompañadas por arroz, fideos integrales o vegetales asados.

 

Más tips

  • Si no tienes bebida vegetal disponible, prueba utilizando chía o lino hidratado, o huevos batidos en caso de que los utilices en tu dieta.

 

  • La salsa es un factor importante para acompañar la albóndiga, haz cantidad suficiente, ya que estas pueden absorber un poco de la misma.

 

  • Si deseas que estén más húmedas, 5 minutos antes de servirlas, sumérgelas en la salsa. Verás lo húmedas que se sienten por dentro.

 

  • El aceite no debe estar demasiado caliente, ideal sería término medio. Esto permitirá que las albóndigas queden mucho más firmes.

 

Si no viste el video en mi Instagram, te lo dejo por aquí, así no te aguantes y ¡pongas ya mismo a remojar tus lentejas!  

 

Espero que hayas disfrutado esta receta tanto como yo.

NO olvides darle like a mi página de facebook y seguirme en instagram

Comparte este artículo con tus amigos para que ellos también puedan disfrutar de estas recetas.

¡Hasta pronto!

 


Comparte

Deja un comentario

Cerrar menú