Optimiza tu tiempo en la cocina con estos tips

Optimiza tu tiempo en la cocina con estos tips

Comparte

El lema de esta página es que cocinar sea fácil, además de rico (claro que comida sin carne).  Para esto, es importante contar con herramientas e ideas que hagan de nuestro paso por la cocina una instancia agradable y con la menor cantidad de contratiempos.

Lee con atención y anota, para que la próxima preparación sea un éxito en sabor y en tiempo invertido.

 

Cocinando con recetas

Balanzas y medidores

Organiza tu despensa

Cortando los vegetales

La centrífuga: una aliada para secar las hojas de tus ensaladas

Entre ollas y sartenes

Espátulas y cucharones

controla tu tiempo

Más consejos

 

 

Cocinando con recetas

 

¿A quién no le gusta probar recetas nuevas? Muchas veces albergamos la ilusión de que salgan tan geniales como las fotos que nos muestran en las mismas, y además que nos tome el tiempo que le tomaría al chef del programa de cocina (que por cierto siempre tiene al menos dos ayudantes que le lavan, limpian, alcanzan todo lo que necesita y los pasos adelantados, porque en la televisión o en un video todo debe ir muy rápido.

Pero esa no es la realidad. Ahora si te recomiendo lo siguiente si eres de las/los que te gusta probar recetas e innovar con frecuencia:

  • Investiga la receta. Asegúrate que tenga una procedencia confiable, que sea una receta lógica ( En internet puedes encontrar cualquier cosa) que tenga fotos o un video si es posible y las proporciones sean claras.
  • Cerciórate de tener todos los ingredientes. Iniciar una receta con la mitad de ellos te demorará, porque tendrás que pensar en el momento cómo reemplazar lo que te falta y además no saber si el resultado será remotamente parecido. Si dice fécula de mandioca, por ejemplo, y yo quiero echarle de maíz, el resultado no va a ser el mismo.
  • Pon a tu lado todos los ingredientes en la proporción que utilizarás. No esperes llegar a esa parte de la receta, Ten todo listo, para avanzar con más eficiencia.
  • Haz la receta varias veces. Tienes que hacer tuya la receta, practícala, hasta integrarla a tu mente y que te salga con naturalidad, además de ir mejorándola (si hay algo que la mejore). Hablamos de recetas comodines que siempre te serán útiles en tu día a día. Además podrías tener siempre una receta comodín para cada comida (una dulce, un desayuno, un plato salado, un pan)

Balanzas y medidores

Este siempre ha sido un tema en mi vida con las recetas online. Te piden 125 gramos de algo y empiezas a buscar un convertidor, las equivalencias en tazas, en cucharadas y cuando te diste cuenta ya pasó un buen tiempo y no iniciaste la receta. Por lo que te recomiendo que compres una balanza de cocina. La utilizarás mucho más de lo que crees y te ahorrarás mucho tiempo. Si no tienes una, las jarras medidoras, o cucharas medidoras son bastante útiles.

La balanza que tengo ahora (la de la foto) me sirve para medir en gramos y también mide líquidos.

Organiza tu despensa

Puede que justo necesites la cúrcuma, o el coco rallado, pero ¡Oh sorpresa! no sabes dónde los guardaste la última vez. Por este motivo es importante que seas consciente de la organización de tu despensa. Rotula los recipientes de almacenaje, Elige sectores para los diferentes alimentos, organiza de la manera que te resulte más fácil identificar lo que estás buscando.

Cortando los vegetales

Si he sufrido por comprar cuchillos que no cortan bien. Aunque los vegetales son blandos, si tu cuchillo no está afilado o no cumple bien su función, será un factor importante en la duración de tus recetas.

Cuando cocinamos con vegetales cortamos mucho. Invierte en un buen cuchillo (Ver opciones de cuchillos).

Además tienes otras herramientas que te harán suspirar si cocinas mucho como por ejemplo la mandolina (click Aquí), que corta rapidísimo y con mucha precisión. Las picadoras manuales (click aquí) también son excelentes para cortar los vegetales en trozos pequeños.

La centrífuga: una aliada para secar las hojas de tus ensaladas

 

En casa consumimos ensaladas a diario. La lechuga, espinaca, rúcula, berro, cualquier hoja verde que utilicemos, necesita de un paso importante para ser almacenada: el secado. Imagínate secar la lechuga con un paño y luego esperar que se escurra toda, sobre todo si no es sólo una. Para eso, está la centrífuga, como la de los lavarropas (lavadoras), pero manual. Deja tus hojas verdes bien escurridas pero en muy poco tiempo.

Puedes utilizar también un secarropas o la función que es solamente para  centrifugar de tu lavarropas (lavadora). Pero claro, consumirás bastante energía.

Entre ollas y sartenes

Este es un tema lleno de interrogantes: ¿Hay ollas con materiales tóxicos? ¿cuáles calientan mejor? ¿Sartén, wok, panquequera?

  • Un artículo muy útil que encontré en la web (click aquí) tiene un cuadro comparativo bien interesante sobre las ollas y sus materiales:

 

MATERIAL PROS (+) CONTRAS (-)
COBRE Aspecto profesional 
Excelente conductor del calor
Precio alto
Es necesario pulirlo 
Hay que saber limpiarlo 
Reacciona con la comida
TITANIO Resistencia
Durabilidad
No se pega
Saludable
Precio elevado
ANTIADHERENTES (PTFE) La comida no se pega 
Facilidad de limpieza 
Posibilidad de cocinar con poco aceite
Emite gases tóxicos a elevadas temperaturas 
Poca durabilidad
ANTIADHERENTES (CERÁMICA) Saludables 
Precio asequible
Pérdida de la capa antiadherente con el tiempo 
No deben calentarse a altas temperaturas
ALUMINIO Conduce bien el calor 
Resistente a la corrosión 
Barato
Se deforma y raya fácilmente 
Se deforma con el calor intenso 
Reacciona con los ácidos 
No se debe usar para almacenar alimentos
ALUMINIO ANODIZADO Resiste los arañazos 
Precio asequible
Tarda tiempo en calentarse 
El recubrimiento se deteriora al cocinar alimentos ácidos
ACERO INOXIDABLE Precio medio 
Resistente 
No reacciona con la comida ácida 
Resistente a la corrosión
Conduce mal el calor 
No debe limpiarse con productos abrasivos 
Si se desgasta puede liberar cromo o níquel
HIERRO COLADO Gran durabilidad 
Precio asequible 
Retiene bien el calor
Requiere tratamiento previo para que no se pegue (curado) 
Es el más pesado 
Puede oxidarse
HIERRO COLADO VITRIFICADO Retiene bien el calor 
No se pega
Precio elevado 
Muy pesado 
Tarda tiempo en calentarse
ACERO AL CARBONO Ligero, fino 
Alta resistencia al calor
Antes de usarlo o guardarlo hay que curarlo
VIDRIO No se corroe ni oxida 
No reacciona ni transmite metales pesados a la comida 
Adecuadas para guardar la comida 
Permite ver lo que se cocina
No aptas para cocinas de inducción 
Fragilidad

 

El artículo nos comenta que las ollas y sartenes de acero inoxidable son las más recomendables sopesando pros y contras. El Acero inoxidable 18/10 es el de mejor calidad y mejores resultados. 

Si vas a cocinar seguido te conviene invertir en algo durable. En Argentina, la marca Tramontina trabaja con este material en sus ollas y sartenes. En chile hay distintas opciones. Cuando tengan que cambiar su batería de cocina recuerden al acero inoxidable. Lo barato generalmente se arruina rápido y crea más basura en el planeta.

Además busca una olla que también traiga un implemento adicional para colocar en la olla y cocinar al vapor.

Espátulas y cucharones

No menos importantes, sobre todo en la cocina vegetal. Si no cuentas con una espátula, dar vuelta tus hamburguesas veggies en la plancha o sartén se volverá un desafío de destreza y complejidad (las hamburguesas vegetales son mucho más blandas).

Una cuchara de madera es infaltable, para remover tus preparaciones líquidas. Por el material y sus bondades, no altera el sabor de tus preparaciones, en especial cuando están calientes, y hay productos en los que no se puede utilizar implementos metálicos.

Un colador fino también es súper importante, sobre todo si eres de preparar tus bebidas vegetales.

 

controla tu tiempo

 

Ten a mano un temporizador, un cronómetro o incluso un reloj. No adivines el tiempo, así evitarás sobrecocinar los alimentos, y sacarlos en su punto justo.

Más consejos

Además podría agregar alguna que otra herramienta:

  • Una licuadora potente o picadora, para preparar bebidas vegetales, mayonesas y sopas.
  • Un buen bowl o recipiente para preparar tus masas o batir.
  • Una tabla para cortar (no cortes en un plato porque arruinas el filo del cuchillo)
  • Una fuente de vidrio (esencial para algunas preparaciones (y más fácil de limpiar)

 

Espero que este artículo te haya sido de utilidad. Recuerda que la planificación y preparación es el primer paso para el éxito.

Comparte el post y sígueme en facebook e instagram. Si aún no te suscribiste, hazlo ahora mismo haciendo click aquí.

¡Nos vemos pronto!

 

 

 

 

 


Comparte

Deja un comentario

Cerrar menú